Ejercicios de yoga que puedes realizar en el coche

Debido a la gran cantidad de autos y el exceso de tráfico de la mayoría de las ciudades, se pueden originar niveles de estrés elevados, afectando nuestro desempeño diario. Para minimizar su impacto en nuestro organismo se pueden realizar ejercicios de respiración, además de movimientos sencillos de yoga mientras conduces para disminuir el estrés y la ansiedad que genera el tráfico de la ciudad y la vida cotidiana. Según diversas investigaciones, en Estados Unidos por ejemplo, el yoga es una de las disciplinas que marca una diferencia en la vida de quienes lo practican, reduciendo considerablemente los niveles de ansiedad y estrés de forma sencilla.

El pasar numerosas horas sentado al volante no es saludable para tu espalda, especialmente en el coche cuando no tienes libertad de estirarse por completo. Esto no quiere decir que tengamos que soportar estos dolores en la vida, ya que son diversas las posiciones que puedes realizar dentro del coche para evitar estas molestias.

A continuación te presentamos algunas posturas que puedes hacer mientras estés al volante, y así poder  mantenerte relajado durante el viaje. Con la primera postura puedes aliviar la tensión y presión de tu espina, hombros y torso, aunque si buscas aumentar su efecto, intenta sincronizar los movimientos con tu respiración.

Al mismo tiempo que inhalas, empuja los hombros hacia atrás, además de empujar el pecho hacia delante. Si estas de copiloto, puedes colocar las manos en los muslos y luego deslizarlas a las caderas. Al exhalar, mantén la columna recta y los hombros hacia adelante, inclinando la barbilla un poco hacia el pecho. Cuando estés de copiloto desliza las manos a las rodillas y baja aún más la cabeza. La segunda posición te ayuda a relajar hombros, deshaciendo los molestos nudos que podamos tener. Primero debes inclinar la cabeza un poco hacia la derecha y mantener esta posición durante tres respiraciones largas.

Luego, lleva lentamente la cabeza a la posición inicial durante pocos segundos. Ahora inclina la cabeza hacia la izquierda durante tres respiraciones y vuelve a la posición inicial. La tercera posición es ideal cuando necesitas hacer compras y te debes bajar del coche, ya que te ayuda a activar la energía. Mientras estés parada, separa un poco los pies y lleva las manos detrás de la cabeza para luego unirlas. Aquí puedes estirarte lo más que puedas y respirar profundamente. Otra posición que puedes realizar al pararte luego de varios periodos sentada es la siguiente: une las manos arriba de tu cabeza, inclínate hacia la derecha y mantén la postura durante tres respiraciones. Vuelve a la posición original y haz el ejercicio hacia la izquierda.

La quinta posición está diseñada para las piernas, las cuales sufren al estar mucho tiempo sin moverse, ya que se disminuye la circulación de la sangre. Para favorecer la circulación, se debe colocar ambas manos en la cintura, situando el pie derecho adelante. Ahora flexiona la pierna izquierda al mismo tiempo que se envía la cadera hacia atrás, todo esto, manteniendo el pecho y la espalda recta. Realiza la misma actividad con la otra pierna combinando con respiraciones.

Dejar un comentario