Llego el anime ideal para los amantes de coches

Las series de animación japonesa o anime es la forma de expresión que muchas personas prefieren y le está ganando terreno a otros métodos de entretenimiento, mientras que muchas otras personas aún no se percatan de su existencia. Gracias a ellas tenemos presentes las múltiples formas de idiosincrasia, culturas y fanatismo, que ha ganado popularidad alrededor del mundo; tal es su impacto que, para quienes no pueden adquirir las mangas personalmente, se han creado numerosos portales de anime online pro, ahora puedes ver anime desde donde quiera que te encuentres.

Por otro lado, igual que el anime, automovilismo es una de las pasiones más admiradas alrededor del mundo, es por ello que no debe ser sorpresa tener series animadas que giren alrededor de este tema.

Para quienes ya son mayores, encontramos el primer ejemplo de automovilismo en el anime, el mundialmente conocido: Meteoro. Esta es quizás la primera serie de anime de automóviles y la más vista tanto por jóvenes y adultos, que se estrenó en 1967 y duró hasta 1968. Este fue uno de los primeros anime que llegó masivamente a occidente con Astroboy, Heidi y Mazinger Z. Para muchos fue la primera introducción al automovilismo, con carreras de acción y repleta de personajes emblemáticos, aunque en tiempos más recientes podemos mencionar a Initial D, una de las series más famosas dentro de esta temática. Aunque muchos conocen el anime de series como Dragon Ball o Los Caballeros del Zodiaco, nosotros te presentamos algunas series dedicadas especialmente al automovilismo, para que puedas explorar y divertirte. Goddam de 1990 es una serie que nos lleva al mundo de carreras de rally, donde un talentoso y joven piloto lucha por mantener su auto en la pista, aquí tenemos muchos saltos y acción sobre ruedas.

Ex-Driver estuvo disponible desde el 2000 hasta el 2002 y nos sitúa en un futuro donde la inteligencia artificial es la que se encarga de manejar los autos, donde un grupo de pilotos tienen la misión de detener a los vehículos autónomos que se rebelan utilizando autos clásicos de la vieja escuela. Aquí podrás ver desde un Lotus 7, un Datsun o un Impreza peleando por la conducción autónoma.

Arrow Emblem: Hawk of the Grand Prix de 1977 a 1978 nos cuenta la historia de un muchacho que aspiraba correr en la F1, pero que se retira de las carreras tras un fuerte accidente, hasta el momento en que un piloto de fama mundial lo convence de manejar un nuevo prototipo impresionante.

Horoshiku Mechadoc llegó entre 1984 y 1985, nos muestra a un ingeniero mecánico japonés que tiene pasión por las carreras y quien utiliza sus conocimientos técnicos para la construcción de vehículos ganadores. Aquí puedes ver lo mejor del automovilismo japonés clásico mezclado con un realismo auditivo, ya que todos los sonidos de motores fueron grabados de los autos auténticos en los que estaba basada.

Una serie un poco más actual es Redline de 2009, es una serie llamativa, rara e interesante. Es un anime de ciencia ficción que nos plantea un mundo donde los autos de carrera se comportan como naves espaciales, con un protagonista que hace todo lo posible por ganar siempre.

Dejar un comentario